El Plano Holandés

Publicado el 21-04-2016
Categoría: Ilustración

El arte de la pintura, desde tiempos inmemorables, siempre ha sido permeable al desarrollo tecnológico, la invención y obtención de nuevos pigmentos fue una obsesión para civilizaciones ya perdidas.

El púrpura de Tiro (obtenido a partir de las cañaíllas) desde los cretenses, o el azúl ultramar (a partir de lapislázuli) desde el siglo VI en Afganistán.

Más tarde en el renacimiento llegaron los estudios sobre óptica, perspectiva y las cámaras oscuras y claras (dispositivos para proyectar una imagen sobre una superficie plana) que se sospecha que utilizaron algunos grandes maestros como Caravaggio, aunque en este caso me parece que es un intento de mundanizar un poco al genio. En el caso de Vermeer parece haber muchas más pruebas que lo confirman.

A principios del Siglo XX la difusión de la fotografía, a mi entender, produjo el gran impulso renovador que necesitaba la pintura. Por fin liberada de la responsabilidad de representar fielmente el mundo, los creadores se lanzaron a la experimentación y a la reflexión sobre este arte milenario y surgieron corrientes nuevas de expresión apasionantes, el movimiento futurista por ejemplo, que tomó eso mismo, el movimiento como su principal ambición. Y para ir al grano. El cine, con sus características propias de un lenguaje, también tiene sus intercambios con las demás artes gráficas. El que aquí trato es el plano holandés, que consiste en inclinar la línea de horizonte, lo que porduce en el espectador una sensación un poco inquietante, en algunos casos y de movimiento en otros. Este recurso también es muy utilizado en el comic que es un arte que vive entre varios mares, el cine, la novela, la pintura… pero ese es otro tema.

Creo que me he pasado hoy jajja bueno, el dibujo está hecho, como siempre ultimamente, en papel con boli bic azul y coloreado en el teléfono móvil…¿será la era digital otro hito en la historia de la pintura?

Relacionados: